top of page
  • Writer's pictureVeronica Flamenco

Milo Yiannopoulos, ex-gay, consagrado a San José

Milo Yiannopoulos, famoso escritor, periodista, influencer, comentador conservador, intuitivo, provocador y con un gran e ingenioso sentido del humor, declaró la semana pasada que abandonó la actividad homosexual, que se ha consagrado San José y está viviendo una vida de castidad.

Ayer escuché una entrevista que le concedió a Patrick Coffin en la que dijo que gracias a las oraciones de las personas y a la invitación que Patrick y Michael Voris (de Church Militant) le hicieron a abandonar su vida homosexual y vivir con valentía su fe Católica fue que finalmente decidió hacer este cambio radical. Ahí mismo agregó que cuando sus amigos cercanos lo retaban a vivir una vida casta siempre decía "no puedo, es imposible, me conozco muy bien, sé que jamás podría vivir así, además aunque quisiera, no estoy listo." Sus palabras me recordaron a lo que decía el gran San Agustín: "Si quieres Señor, hazme casto pero todavía no" hasta que se dio cuenta que la gracia de Dios no se desprecia sino que se le responde con humildad y prontitud, así como lo hizo el Terror de los Demonios, San José, quien ahora custodia y guía el camino de conversión de Milo.


Sigo a Milo desde hace un par de años y a pesar de que no estaba de acuerdo con todo lo que decía, siempre admiré su agudeza, intelecto y honestidad. Admiraba como a pesar de llevar una vida homosexual, él siempre defendía las leyes eternas y los valores Cristianos, aunque él sufría con cumplirlos a plenitud (como a todos nosotros).


Cuánta alegría saber que este hermano nuestro que estaba perdido hoy ha regresado. ¡Bienvenido de regreso a casa!

Y mientras el mundo progre y degenerado condena esto, nosotros lo celebramos para mayor gloria de Dios. Esto nos recuerda que la oración es poderosa y que debemos confiar que Nuestro Señor hace nuevas todas las cosas.


Oremos por Milo, por su perseverancia y la realización de sus planes para abrir sus instalaciones para ofrecer terapia de conversión para las personas que al igual que él desean abandonar la vida homosexual.

"La vida gay es vergüenza, prostitución, drogas, dolor, penurias, abandono, mentiras, pedofilia, enfermedades, locura y manchas que nos saldrán. Ellos no te lo dirán, pero yo sí"




409 views0 comments

Comments


bottom of page