top of page
  • Writer's pictureVeronica Flamenco

"Te vacunarás por sobre todas las cosas"

Updated: Mar 4, 2023

Hay muchos Católicos angustiados y realmente confundidos con el tema de la vacuna. Gran parte de la confusión surge a partir del bombardeo de información, del terrorífico discurso mediático y también de la retórica eclesial. Son muchas personas que dicen:"mi párroco dice que me debo vacunar", "mi obispo dice que si amo a mi familia, debo vacunarme", "el cardenal tal dijo que es obligación cristiana y un acto de caridad vacunarse". Caridad, amor, cuidado, salud - todo suena muy bonito pero la realidad es que muchos sacerdotes no están bien informados acerca de este tema y de todo lo que implica, mientras que otros sí conocen más pero - sin juzgar sus intenciones - simplemente se suman a la agenda del mundo global. Ante esta presión de algunos sacerdotes ú obispos, honestamente me cuesta mucho trabajo entender cómo es que se esmeran tanto por presionar a los fieles a tomar la vacuna, pero poco se esmeran en presionar para que la gente (que ya puede) regrese a Misa presencial (ya que la asistencia se ha desplomado terriblemente), que vayan a confesarse y se esmeren en predicar más acerca del pecado mortal, el infierno y tantos otros asuntos vitales del alma.


Aparte, ante la insistencia eclesial local también se suma la iniciativa del Papa de no solo anunciar la vacunación de todos en el Vaticano, sino al anunciar que él mismo se hará vacunar...Primero, aclaro que el Papa no es infalible en cuestiones de salud pública y otros muchos temas. Esto quiere decir, de que él puede errar en el juicio que haga referente a la vacuna. A veces ellos, los papas, hacen juicios basados en el consejo de 'expertos', perspectivas ó aún desde experiencias personales. Por ejemplo, en los años 60s cuando se debatía el uso de anticonceptivos la Iglesia se vio obligada a intervenir en este asunto de competencia moral y familiar. El entonces Papa, Pablo VI, pidió a sus consejeros (obispos, médicos, sociólogos, etc.) que le asistieran en el tema. La mayoría de sus consejeros le dijeron que la Iglesia debía ser más flexible con la cuestión de los anticonceptivos. ¿Y cuál fue la respuesta de Pablo VI? La importante Encíclica Humanae Vitae donde no solo condenó el uso de anticonceptivos sino donde también predijo los desastres que ocasionarían a las próximas generaciones, ejemplo el aborto. Dicho y hecho. Es decir, los consejeros de los Papas no siempre son los mejores...


Además, no sé si sepas, pero a Francisco, por ejemplo, le removieron el lóbulo superior del pulmón derecho cuando era joven. Esto quiere decir que para él una gripe podría ser mortal. Entonces, según su necesidad personal de cuidado de salud ha tomado la decisión de ponerse la vacuna. Esto no quiere decir que porque el Papa se vacune, tú y yo debemos hacerlo. Es más, aún si él motiva a los Católicos a hacerlo, la gente es libre (espero) de prescindir de la vacuna y decir "gracias, pero no gracias". No hay ningún mandamiento que diga "te vacunarás por sobre todas las cosas". Por lo tanto, no cometes ningún pecado mortal al no ponértela. Algún desorientado dirá "pero puedes cometer pecado de omisión ya que si no te vacunas vas a contagiar a tu prójimo que puede morir." Bueno, si seguimos esa lógica, entonces sería válido decir que si alguien trabaja en comida rápida (como McDonalds), expone a las personas a comida que ocasiona cancer ó qué tal la persona que maneja su coche al trabajo todos los días, ella expone a otros conductores a un accidente que puede también ser mortal...Dicho esto, es claro que mi deber individual está en ser responsable y precavido con la comida que consumo y en cómo manejo.

Y bueno, ya vimos que los medios de terror y comunicación están emocionados y haciendo cobertura mundial diciendo "El Papa Francisco se vacunará y dice que es una obligación ética". Honestamente cuando los medios adulan, hacen propaganda y se emocionan tanto con las acciones de un sumo pontífice de la Iglesia que tanto odian y persiguen, es una señal que hay algo extraño ahí. Como dicen los mexicanos "hay algo que no me checa".


Pero bien, ante tanta información y confusión, para bendición nuestra también contamos con muchos sacerdotes y obispos, que como buenos pastores, cuidan con valentía de su rebaño. Tenemos al Obispo Strickland de Texas, quien hasta ha impulsado toda una iniciativa contra las vacunas desarrolladas con células de bebés abortados. También están los Obispos Schneider y Vigano, quienes exponen - sin miedo - lo que implican las vacunas y el plan de control global que ya está en marcha. Y aparte, tenemos al P. Javier Ravasi, quien ha hecho varios vídeos acerca de la vacuna para aclarar ciertos puntos éticos y morales. Además ha hablado acerca de los recientes documentos publicados por el Vaticano acerca de la moralidad de la vacuna - que al final son juicios prudenciales, es decir no son infalibles. Vean sus videos en YouTube QNTLC.


Ya por último, dejando de lado la presión mediática y eclesial y también el tema de la elaboración de las vacunas (que no es menos importante) es justo y necesario preguntarse lo siguiente:

• ¿Por qué debería de confiar en una vacuna express? Todas demoran años en desarrollarse, ésta estuvo lista en cuestión de meses.

• ¿Cómo sé si son efectivas y seguras?

• ¿Estoy dispuesto/a a arriesgar mi vida, salud, fertilidad?

• ¿Qué tal si los "conspiranoicos" no están tan equivocados y esta vacuna altera el ADN ó lleva un chip?

• ¿Si los mismos "expertos" dicen que si me vacuno deberé seguir usando mascarilla y manteniendo el distanciamiento social, entonces cuál es el punto?

• ¿Ya hay casos documentados de personas que sufrieron muerte ó fuertes efectos secundarios, estoy dispuesta a arriesgarme?

• ¿Si el virus tiene un promedio de > 98.5% de sobrevivencia (sin subestimar las vidas perdidas, esto quiere decir casi 99 de cada 100 personas se recuperan), entonces por qué insisten tanto en vacunar al mundo entero? ¿Cuál es la urgencia? ¿Acaso no es acerca del virus y la vacuna sino de control, poder y destrucción masiva?


Este es un tema muy denso pero espero esto les ayude a su discernimiento. Al final, todos estamos llamados a seguir nuestra conciencia (siempre y cuando esté bien formada).


Para cerrar, no está demás invitarlos a vivir una vida en gracia, en oración y sacramental, para que el Espíritu Santo nos guíe hacia las fuentes de la verdad, esa Verdad que nos hace libres.


¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Contrarrevolución!



Por: Veronica Flamenco


Pronto compartiré más información acerca de las vacunas desarrolladas a base de tejido fetal.

345 views1 comment

Recent Posts

See All
bottom of page